Domingo, 31 de agosto de 2008

Que triste darme cuenta que ya no me ama...
Que sensación de vacío, cuanta frialdad, cuanto ahogo...
Me perdí tanto tiempo en sus ojos, que olvidé que tenía vida...
Una mujer a quien cuidar...
A mí...

¿Cuánto valen mis besos? ¿Cuánto vale mi dolor?
Nada tiene valor para él
Me perdí en absurdos
Me envolví en fantasías...
Me quedé con nada y vacía
Intenté todo para su felicidad....

Le di de mas... se convirtió en mi obsesión...
Y destruí todo lo que quedaba, todo lo que habia dado.
Me destruí, solo por querer sentirme alguien especial
¿Hasta donde llegaba la realidad de su amor?
Tal vez nunca fue su universo, el mismo que el mío...
Y la distancia se terminaba justo detrás de sus pupilas...
”Te amo”, decía... cuando le preguntaba si me amaba.

Dónde quedaron las caricias.
Las risas que envolvieron fantasías... 
Nuestra juventud...
Rabia de saber que no hay lugar para mi en su vida
Que por dar y pedir, me quede sola otra vez
Con este dolor incomprendido
Con esta angustia incesante... de saber que esta vez se ha ido...

Y no va a regresar... no quiere tanto amor...
No le gusta mi pasión, ni mi esencia...
Ni mis besos, ni abrazos, ni caricias...
No me necesita para ser feliz, ya lo dijo
Esta mejor sin mí...

Y me duele el alma, me arde la piel
Se quema mi esófago con cada respiro
Porque amo a ese hombre, que con nada
Me dio todo.

 


Publicado por otro_garrick @ 4:22  | OTROS AUTORES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios